frendeites

A Studio Jaouen le debemos la creación de un pabellón de música en el jardín de una casa directamente unido a la gran terraza y piscina existentes para poder ensayar y organizar pequeños conciertos privados.

La condición era poder tocar el piano afuera y que el bajista del grupo pudiera tocar su solo sobre el agua de la piscina.

Los arquitectos inmediatamente imaginaron desdibujar el umbral entre el interior y el exterior, para multiplicar por diez la relación con el jardín a lo largo de las estaciones. El pabellón queda así conectado a la casa por un largo muro de piedra natural que acentúa la íntima relación entre la terraza y la piscina.

Un magnífico entorno arquitectónico, en el corazón de un jardín mediterráneo.

Para el diseño de la sala de música, los arquitectos recurrieron a un especialista en acústica para dimensionar y validar los elementos diseñados a medida.

El pabellón ha permitido recalificar y modernizar la terraza existente al tiempo que le ofrece un marco sobre el jardín. Un borde de acero negro crea el vínculo entre lo existente y el proyecto, al tiempo que enfatiza las fuertes líneas horizontales.

Los exteriores, muy minerales, contrastan con el interior de la sala de música, todo en madera revestida y diseñada a medida. Un revestimiento curvo permite absorber los sonidos reflejados en las numerosas carpinterías. Estos se complementan con largas cortinas de lino natural. El techo está formado por agujeros que absorben diferentes frecuencias de sonido.


Estudio Jaouen

Para obtener más información, visite la web de Studio Jaouen.

 

 

 



Logotipo-ML SiteADC

de arquitectura en quioscos

D'A
 

Pantalla emergente MAGAZINE