frendeites

El Museo de Arte Moderno de Céret es testimonio de la excepcional aventura artística de la que la ciudad ha sido escenario desde principios del siglo XX. Creado en 1950, renovado y ampliado en 1993, el museo cuenta esta historia. 

La colección contemporánea refleja la apertura del museo a las vanguardias. Durante sus estancias en Céret, Picasso y Braque compusieron un conjunto de pinturas consideradas las obras maestras del cubismo. Gracias a ellos, la ciudad pronto es famosa en todo el mundo. A su paso, los grandes nombres del arte moderno llegarán a Céret para estancias más o menos largas.

El museo de Céret, ubicado en el solar de un antiguo convento carmelita, que en el siglo XIX se convirtió en sede de la policía y de la prisión, fue creado en 1950. Rehabilitado y ampliado en 1993 por el arquitecto Jaume Freixa (a quien debemos la ampliación de la fundación Miró de Barcelona), presenta una notable arquitectura mediterránea. Una nueva operación de ampliación llevada a cabo por las autoridades locales que supervisan el establecimiento público de cooperación cultural (Ciudad de Céret, Departamento de los Pirineos Orientales, Región de Occitania) permite hoy dotar al museo de arte moderno de Céret de una nueva ala realizada por el estudio de arquitectura Pierre-Louis Faloci (Gran Premio Nacional de Arquitectura 2018). 

Cerrado desde noviembre de 2019, el edificio ampliado (1300 m² adicionales) presenta una nueva arquitectura que incluye espacios para exposiciones, almacenamiento de reservas, talleres. A descubrir a partir del 5 de marzo…  

 

Imágenes ©: Roberto Ruiz - Museo de Arte Moderno de Céret



Logotipo-ML SiteADC

de arquitectura en quioscos

D'A
 

Pantalla emergente MAGAZINE