frendeites

En Vendée, en Les Sables d'Olonne, el arquitecto Benoit Rotteleur diseñó una casa excepcional con inspiraciones japonesas. Foco en este proyecto de 110 m2 de remanso de paz... 

Es en el distrito de La Chaume, entre la costa salvaje y el puerto deportivo, donde esta joven pareja de jubilados decidió instalarse. La parcela del proyecto se ubica en el interior de una isla rodeada de muros formando un cuadrado. 

El proyecto de la casa aborda este cerco perimetral como límite entre interior y exterior, privado y público. Situada en el centro de la parcela, la huella de la casa es una reducción de la planta cuadrada del terreno. Para ofrecer una relación privilegiada con el jardín y aprovechar las múltiples orientaciones, la casa se abre en sus cuatro ángulos. 

En el interior un espacio libre en estrella conecta las cuatro orientaciones. Entre estas dos diagonales vienen a asentarse cuatro volúmenes que recogen todos los usos de la villa. Volúmenes perfectamente simétricos que distorsionan el espacio libre creando perspectivas, estrechamientos, aberturas. 

Este baile aporta una gran flexibilidad y diversidad de uso. Una casa pensada para el confort térmico durante todo el año; el voladizo del techo se ha calculado para dejar entrar el sol durante los meses de invierno y bloquear los rayos durante el verano para evitar el sobrecalentamiento. 

Con esta planta en estrella, la estufa de leña situada en la sala central distribuye el calor en todas las estancias. En la parte superior de la pirámide, una claraboya con apertura motorizada orientada al norte permite evacuar el aire caliente mientras que el espacio abierto en las cuatro esquinas de la casa facilita una ventilación eficiente.

 

Imágenes ©: Antoine Seguin



Logotipo-ML SiteADC

de arquitectura en quioscos

D'A
 

Pantalla emergente MAGAZINE